Con Belzona, las instalaciones de tratamiento de agua y de aguas residuales pueden resolver muchos problemas comunes, incluyendo el deterioro en el rendimiento provocado por la erosión-corrosión de las bombas, por el ataque de sustancias químicas en los sistemas de manejo de fluidos, por el ingreso o la pérdida de agua de los equipos y de las estructuras y por los daños mecánicos a los equipos en todas las instalaciones.

 

Belzona también lleva a cabo un programa de mejoramiento en el rendimiento que es específico para bombas. Con este programa, no sólo se mejora el rendimiento de las bombas, sino que se prolonga a su vez, su vida útil:

  • La tecnología de Belzona puede ser beneficiosa tanto para el caso de bombas usadas como de bombas nuevas.
  • Con estos sistemas las mejoras en el rendimiento varían desde el 7% en las bombas nuevas hasta el 40% en el caso de aquellas en servicio.
  • Los costos de operación se pueden reducir de inmediato.
  • Las bombas protegidas con Belzona duran más tiempo.
  • Belzona resiste los efectos dañinos de la erosión/ corrosión, de la abrasión y del ataque de sustancias químicas que destruyen el hierro fundido, el acero, el bronce y otros materiales de construcción.
  • Otros beneficios incluyen un tiempo de inactividad mínimo y la restauración de componentes de desecho.
  • Los componentes de bombas usadas se pueden reconstruir y/o revestir con facilidad a un costo mucho menor en comparación con el reemplazo directo de la pieza.

Estudios de Casos Relativos al Tratamiento de Agua y Aguas Residuales